Amor propio, la carencia de la que ningún otro amor te podrá salvar

No deberíamos sentir ninguna vergüenza por no contar con una #autoestima a la altura. A pesar, de que pueda producirnos vergüenza, no hay nada de vergonzoso en ello. De hecho, es un problema psicológico muy frecuente, sobre el que se asientan muchos otros. El auténtico problema, está más, en no querer, o  no saber asumir que esto suceda, que en el hecho.

Hay quienes se sienten culpables por ello, o quienes prefieren cerrar los ojos y buscar fuera, lo que se niegan por sí mismos.


La autoestima no tiene nada que ver con los atributos físicos, a pesar, de que tendamos a pensar que las personas más atractivas, probablemente se sentirán más seguras. La realidad, es que, encontramos personas con autoestimas muy saludables y físicos discretos que no despiertan envidias. Del mismo modo, son frecuentes las personas, que, a pesar, de unas condiciones físicas formidables no hallan modo de #amarse.


Contra toda apariencia, la autoestima o su carencia, aflora en nuestros actos, en el modo de cuidarnos, y de respetarnos o de no hacerlo. Y también, en la forma que lo hacemos con los otros. En la manera de enfrentar la soledad y el cambio. En nuestra preocupación por las opiniones ajenas.


Desde luego, es mucho más fácil aparentar quererse que lograrlo. Y este, es un error, más que habitual frente al problema. Fingir, aparentar, incluso luchar contra las evidencias que la falta de amor por uno mismo, arroja en cada detalle. Pero el desgaste por la apariencia, no solo es extenuarte, si no que no restituye. Y, por el contrario, arroja más sombra sobre la estela de esta herida.


No haber aprendido a amarse, no se solucionara con #tips sobre autoestima, a pesar de que puedan orientarnos, cada persona que no consiguió este logro, no pudo hacerlo por razones personales y distintas. No digo que esté mal informarse.


Me refiero a que me resulta común, encontrarme con personas que se frustran por haber leído muchos libros, o haber seguido consejos pero, que, aún sufren porque no saben qué falla o por qué siguen sintiéndose igual de mal. Y en verdad, es porque no es un camino tan fácil y hemos de asumir, que uno, no lo puede conseguir todo por sí mismo.


Aprender a amarte es un trabajo global, que te enseñará muchas otras cosas, de las cuales no eras consciente, pero , te roban la paz, o te mantienen dentro de relaciones dolorosas o insatisfactorias. Te ayudará a tomar una perspectiva más integra en todos los aspectos de tu vida y sobre todo, te librará de tener que mantenerte, en el ejercicio eterno de mentirte, o huir de ti, adoptando posturas de inferioridad o superioridad, que nada tienen que ver con quererse.


Insisto, no hay nada malo en no haber sabido amarnos, salvo el hecho, de estar dispuestos a proseguir sin hacernos responsables de ello y permanecer, en la falta de un amor, de la que ningún otro amor podrá salvarnos.


Permítete pensar que hay otras formas de vivir, y que si persigues la felicidad, tu propio amor te hará falta en esto. Discúlpate, pues no eres culpable. pero no te conformes con vivir sin quererte. O, entonces, serás tú quién esté decidiendo tu futuro.


La falta de autoestima es un problema frecuente, incluso en personas que, a ojos de cualquiera, parecen brillantes. Mejor te invito a que te preguntes ¿Por qué te amas? o ¿por qué crees que no consigues hacerlo?


Y así mismo, te invito a que pienses sobre todas aquellas cosas que hiciste o dejaste de hacer en tu vida, por la falta de ese amor o tratando de encontrarlo en otra parte.



Una vez te respondas, solo debes renunciar a todo “debería". <<Debería ser feliz, debería ser capaz de valorarme y aceptarme, debería tratarme con más respeto, debería no permitir o debería conseguirlo por mi misma o debería buscar alguien que me quiera como yo no puedo hacerlo>>


Pues, en cada uno de tus reproches hacia los otros o hacia ti mismo/a, probablemente encuentres el camino para hacerte un espacio y asumir, que es el turno de reconocer que no debes de saber hacer, aquello que no aprendiste.



#autoestima #psicologa #dependencia #AyudaPsicologica #Terapia #Psicologia #Psicologia #Saludmental #amorpropio #PsicologoExperto #SaraRicoSolera

© 2020 Sara Rico Solera Psicología. All rights reserved