PROBLEMAS

Y TRASTORNOS

SEXUALES

Continuamos con miedo a aspectos esenciales que nos configuran como seres vivos y humanos, y lo sexual, es  un buen  ejemplo. A pesar, de que en la actualidad parece más fácil hablar de sexo, suele corresponder más, a una postura social que a la seguridad autentica para tratar estas cuestiones.

 

Seguimos concibiendo una incomodidad manifiesta en estos temas, y por tal razón, nos agazapamos, ocultamos nuestros síntomas, o en ocasiones, creemos, que son una parte  desconectada del resto de nuestra psicología y emociones. Nada más lejos de la realidad.

 

A tal efecto, encuentro, que sigue faltando mucho conocimiento en torno a lo sexual, y puesto que sigue representando un tabú, solemos tardar mayor tiempo en buscar soluciones eficaces a estos problemas.

 

Algunos de los problemas más frecuentes son los siguientes:

  1. Trastorno del deseo sexual.

  2. Disfunción eréctil. 

  3. Trastorno en la excitación sexual en la mujer. 

  4. Vaginismo. 

  5. Eyaculación precoz. 

  6. Anorgasmia. 

  7. Trastorno por dolor. 

  8. Trastorno por aversión al sexo.

  9. Conducta sexual compulsiva o adicción al sexo.

Hemos de desechar una idea fundada en los prejuicios, la vergüenza, y los miedos. Comprender que una gran cantidad de problemas sexuales no hallan origen en lo físico, si no, en lo emocional y psicológico. Y qué buscar soluciones a los mismos, no solo repercutirá en una mejor calidad de vida sexual, si no, en una salud psicológica mayor, en general.

 

Algunas veces, estos problemas, no son aquellos por los que el cliente solicita ayuda,  y van surgiendo más tarde, en la medida que el paciente se siente más confortable y confiado en las sesiones. Otras, soy yo misma, quien ayudo al paciente a que hablemos de su vida sexual y así, damos lugar a una comprensión integral de su terapia, liberando el peso, de cargar con complejos o problemas, que son dolorosos y limitantes.

© 2020 Sara Rico Solera Psicología. All rights reserved